LA HENNA, ¿SE PUEDE QUITAR?

Cuando aplicamos henna, una de las dudas que tod@s me planteáis, es: ¿se puede quitar la henna si no me gusta?

De forma natural es complicado, pero no imposible. Podemos arrastrar la henna usando 

mascarillas de Amla. Depende de muchos factores: que tipo de henna hemos aplicado, si era henna con algún químico añadido, el tipo de cabello entre otros. 

La coloración con henna se suma, cuanto más aplicamos más carga de pigmento hay adherida a nuestro cabello. Por eso, con el tiempo, suele ser necesario realizar arrastres para volver a ese tono que tanto nos gustaba. 

Una de las formas de realizar arrastre es utilizando una planta llamada Amla. Es una grosella ácida, con grandes propiedades para piel y cabello, pero que además, aplicada sola como mascarilla arrastra el exceso de henna.

amla grosella espinosa

Dependiendo del cabello y la carga de henna, necesitaremos aplicar más o menos mascarillas de amla.

Modo de uso: Echamos el polvo de amla en un recipiente que no sea metálico. Añadimos agua muy caliente. Removemos hasta conseguir una textura de chocolate derretido o yogurt. Dejamos enfriar unos minutos para no quemar nuestro cuero cabelludo. Mientras, lavamos el cabello para que no haya grasa natural, y demás. Quitamos el exceso de agua con la toalla, pero no lo secamos. Aplicamos por todo el cabello, tapamos con plástico y toalla, y dejamos un máximo de 20 minutos.  Aclarar con abundante agua.

No alargues los tiempos para acelerar el arrastre, porque el amla es muy ácido y puede irritar bastante el cuero cabelludo. Es mejor siempre repetir más a menudo las mascarillas que dejarlas puestas mucho tiempo. Cada cabello es diferente, por lo que el número de mascarillas necesarias para conseguir arrastrar la henna varia según la persona.

Puedes comprar Amla en polvo para mascarilla de arrastre en www.namaste-henna.com

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *